Contenido – Blog

‘De tal manera…’ (Jn.3:16)

Ciertos versículos bíblicos, como Juan 3:16, son tan conocidos que, a veces, se recitan sin comprender su profundidad. Se convierten en frases vacías, clichés religiosos que pierden su impacto. La Biblia no es un libro de frases bonitas, sino una guía para vivir con propósito y significado. Acérquese a ella con un corazón abierto y dispuesto a aprender.

Batallando con la amargura (Rom.12:17-21)

En nuestro andar con Dios las cosas no serán siempre fáciles. Sin embargo, si queremos ser gente que le sirve a Dios y al prójimo, si deseamos crecer en nuestra relación con Dios, no podemos olvidar cultivar un corazón sano y libre de amargura (Prov.4:23) y una relación íntima con Dios.

Fueron de Prisa (Lc.2:16)

Los pastores entendieron que el anuncio venía de Dios y que algo importante había ocurrido en Belén. A este mensaje los pastores responden con entusiasmo, deciden ir al lugar de los hechos y allí encuentran a Jesús, así, cómo se les había avisado. Lo que me causa curiosidad es lo que nos dice Lc.2:16: ‘Fueron de prisa a la aldea…’.

En la sala de espera de Dios (Sal.27:14)

El problema de la espera aparece cuando las promesas de Dios no se cumplen en el tiempo que nosotros queremos que se cumplan. Entonces, en el tiempo de espera, nos desesperamos y hacemos lo que Abraham y Sara trataron de hacer. Cuando el hijo prometido no llegó tan rápido como lo pensaban o deseaban, Abraham y Sara trataron entonces de ayudar a Dios, uniendo a Abraham con Agar.

Desiertos – sus propósitos divinos (Dt.8:2-6)

Los desiertos, en un sentido espiritual, se refieren a períodos o situaciones difíciles y desafiantes que una persona puede enfrentar. Estos desiertos se pueden caracterizar por ser tiempos espiritualmente secos, faltos de visión y faltos de inspiración. ¿Cómo entenderlos?

Juan el Bautista -líder al estilo de Jesús (Mt.3:1-17)

Uno de los grandes ejemplos bíblicos de liderazgo, y quien lideró al estilo de Jesús, es Juan el Bautista. De él se dice que fue el profeta más grande (Mt.11:11 / Lc.7:28). Su actitud frente a los logros y a la tentación a considerarse alguien grande delante de la gente nos enseña grandes lecciones para un liderazgo que marca la diferencia y que tiene la marca de un carácter de siervo.

Orando por lo que más importa (Hch.4:27-31)

Muchas de nuestras oraciones parecen listas de compras. No hay nada malo en acercarnos a Dios para pedirle cosas personales y ayuda en ciertos momentos para ciertas necesidades (Mt.6:11 / Mt.7:7-11). Sin embargo, la oración debe crecer a un nivel que esté alineada con el corazón de Dios, con Sus propósitos y Su voluntad, y con el cumplimiento de la Misión de Dios (Hch.4:29-31 / Ef.1:16-23 / Ef.3:14-21).

Orando con las Escrituras (Jn.15:7)

Orando con las EscriturasSegún el ejemplo de Jesús y lo que Él nos enseña acerca de la oración, notamos que hay una relación directa entre la manera como nos acercamos a la Palabra de Dios y a la oración (Jn.15:7). La Iglesia en el libro de los Hechos oró utilizando...

y serán mis testigos (Hch.1:8)

El apóstol Pablo vio en una visión al hombre de Macedonia que le decía: “Pasa a Macedonia y ayúdanos” (Hch.16:9-10). Cuando miramos a nuestro alrededor, ¿qué tipo de gente vemos? ¿Escuchamos el llamado de una generación perdida y necesitada de Dios? (Mt.9:36-38 / Jn.4:31-39 / Hch.18:10).

Orando con el Maestro (Lc.11:1)

Jesús insistió en que Su casa sería una casa de oración (Lc.19:46 / Is.56:7). Un aspecto central de la vida y del ministerio de nuestro Señor Jesucristo es la oración. Los discípulos estaban tan fascinados con ese aspecto de la vida y ministerio de Jesús que le pidieron específicamente que les enseñara a orar.

El enfoque ministerial bíblico – la gente (Lc.13:10-17)

Dios nos ha elegido para ser Sus hijos y Sus servidores, Él es quien ha estado detrás de nosotros, Él es quien primero invirtió en nosotros y nos llamó a ser parte de la familia de Dios, pero también nos llama a ser parte del equipo que cumple con la gran comisión plasmada en Mt.28:18-20.

Estudie, Descubra, Aplique

¿Te imaginas pasar regularmente tiempo con amigos, familiares o compañeros cristianos para estudiar la Biblia de manera intencional, obtener respuestas sobre asuntos espirituales y orar juntos? ¿Te gustaría ser parte de un proceso de discipulado que sea edificante y enfocado?

Suscríbete a los Apuntes de
Caudales de Vida

¡Prometemos que nunca enviaremos spam ni compartiremos su correo con terceros!

Translate »