Haciendo Discípulos, Desarrollando Líderes,

Plantando Iglesias,

Alcanzando Naciones.

Paul & Ulrike Otremba son misioneros en la Iglesia del Evangelio Cuadrangular. Paul Otremba ha sido pastor, líder denominacional, conferencista, maestro y entrenador de líderes. La pasión de Paul Otremba como pastor y misionero es la de inspirar y capacitar a los creyentes para una vida que marca la diferencia y que cumple con el propósito de Dios. Uno de los medios para lograr ese cometido es el desarrollo de materiales que presentan los principios bíblicos para una vida cristiana sana y de impacto. Paul y su esposa Ulrike tienen tres hijas y son abuelos de 5 nietos.

Recursos para la cosecha

En esta página queremos presentar Estudios Bíblicos, mensajes y noticias con el fin de edificar, animar y entrenar a líderes y pastores que quieran solidificar el crecimiento de sus iglesias y promover el crecimiento espiritual de los creyentes. En “Caudales de Vida” encontrará una serie de estudios, guías, bosquejos y apuntes que pueden usar inmediatamente. Ponemos a disposición de los líderes cristianos estos diferentes materiales para el discipulado y el desarrollo del liderazgo cristiano.

Si queremos tener iglesias fuertes, necesitamos familias fuertes. Para tener familias fuertes, necesitamos hombres y mujeres fuertes en el Señor Jesucristo. Para tener hombres y mujeres fuertes, es necesario enseñarles y explicarles las verdades de la Biblia. Si ellos conocen la verdad, entonces pueden responder a la voluntad de Dios y el crecimiento espiritual es sano.

El entrenamiento y la formación de hombres y mujeres responsables y fieles es fundamental para toda iglesia que quiera cumplir con su tarea en este mundo de “ir y hacer discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que Jesús ha mandado; …”
(Mt.28:19-20).

Mis apuntes

Perseveraban en la oración (Hch.2:42)

Perseveraban en la oración (Hch.2:42)

La primera iglesia cristiana inicia a raíz de la clara predicación del Evangelio, acompañada por el poder de Dios. Este episodio establece los cimientos de la comunidad cristiana y su misión: compartir el Evangelio de Jesucristo en todo el mundo. Los creyentes perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión fraternal, en el partimiento del pan y en la oración. Además, eran movidos por el temor a Dios, practicaban una generosidad impactante, vivían en unidad, experimentaban gozo y alegría, alababan a Dios y disfrutaban del favor del pueblo. Esto llevó a más crecimiento, ya que los que iban siendo salvos se unían a esta comunidad.

El partimiento del pan (Hch.2:42)

El partimiento del pan (Hch.2:42)

El tema del partimiento del pan en Hechos 2 está al mismo nivel que la doctrina, la comunión de los unos con los otros y la oración. La iglesia en el libro de los Hechos no perdía la perspectiva y la razón de su existencia: La salvación a través de Jesucristo. Al celebrar la “Cena del Señor” recordaba la iglesia las bases doctrinales del Evangelio (1 Corintios 15:1-8) y reconocía que se reunía alrededor de Jesús, el autor y consumador de la fe cristiana, y quien nos anima a permanecer firmes (Hebreos 12:1-3).

La comunión fraternal (Hch.2:42)

La comunión fraternal (Hch.2:42)

En los primeros días de la iglesia primitiva, la comunión fraternal no era solo un sueño o un rito religioso, sino una forma de vida arraigada en el corazón de los creyentes. En el libro de los Hechos, se describe cómo aquellos que aceptaron la palabra de Dios fueron bautizados y se unieron en comunidad, perseverando en la doctrina de los apóstoles, compartiendo el pan y participando en la oración (Hechos 2:41-42).

Cuando veo la Cruz (Colosenses 1:19-20)

Cuando veo la Cruz (Colosenses 1:19-20)

“Pues a Dios, en toda su plenitud, le agradó vivir en Cristo y, por medio de él, Dios reconcilió consigo todas las cosas. Hizo la paz con todo lo que existe en el cielo y en la tierra por medio de la sangre de Cristo en la cruz” (Col.1:19-20) NTV.

La enseñanza de los apóstoles (Hch.2:42)

La enseñanza de los apóstoles (Hch.2:42)

La experiencia de la iglesia en el libro de los Hechos revela varios elementos que impulsaron su dinamismo, desde Jerusalén hasta Judea, Samaria y más allá (Hch.1:8). El Espíritu Santo llegó con poder y evidencia palpable. Pedro predicó, y multitudes abrazaron a Cristo. Es esencial examinar los factores que contribuyeron a la consolidación y el avance de la iglesia, factores que se encuentran tanto en los Hechos como en el resto del Nuevo Testamento.

‘De tal manera…’ (Jn.3:16)

‘De tal manera…’ (Jn.3:16)

Ciertos versículos bíblicos, como Juan 3:16, son tan conocidos que, a veces, se recitan sin comprender su profundidad. Se convierten en frases vacías, clichés religiosos que pierden su impacto. La Biblia no es un libro de frases bonitas, sino una guía para vivir con propósito y significado. Acérquese a ella con un corazón abierto y dispuesto a aprender.

Batallando con la amargura (Rom.12:17-21)

Batallando con la amargura (Rom.12:17-21)

En nuestro andar con Dios las cosas no serán siempre fáciles. Sin embargo, si queremos ser gente que le sirve a Dios y al prójimo, si deseamos crecer en nuestra relación con Dios, no podemos olvidar cultivar un corazón sano y libre de amargura (Prov.4:23) y una relación íntima con Dios.

Enoc anduvo con Dios (Gn.5:24)

Enoc anduvo con Dios (Gn.5:24)

—Dígame con quién andas y yo te diré quién eres. “Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció, porque Dios se lo llevó” (Gn.5:24) NBLA.

Fueron de Prisa (Lc.2:16)

Fueron de Prisa (Lc.2:16)

Los pastores entendieron que el anuncio venía de Dios y que algo importante había ocurrido en Belén. A este mensaje los pastores responden con entusiasmo, deciden ir al lugar de los hechos y allí encuentran a Jesús, así, cómo se les había avisado. Lo que me causa curiosidad es lo que nos dice Lc.2:16: ‘Fueron de prisa a la aldea…’.

Translate »