PREOCUPACIONES – ORACIÓN – PAZ

“NO SE PREOCUPEN por nada; EN CAMBIO, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. ASÍ EXPERIMENTARÁN la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús (Fil.4:6-7) NTV
Sin duda hay muchas cosas que tratan de tomar posesión de nuestra mente para inquietarla – filosofías  mentiras, visión de la vida, historias, noticias, etc. Una de esas cosas que quieren invadir nuestros pensamientos y que nos puede paralizar, confundir, angustiar son sin duda las diversas preocupaciones en las que podemos caer.  Estas a la vez nacen en una débil confianza en Dios y en la inseguridad relacionada con el futuro, la provisión, la seguridad, temas relacionados con la familia y el trabajo, etc. (Mt.6:25-33 / Mt.10:19 / Mt.13:22 / Lc.10:41 / 1Cor.7:21.32 / 1Pe.5:7).
El apóstol Pablo nos aconseja enfáticamente: “No se preocupen por nada”, y nos llama a tornar las preocupaciones en oraciones. Entonces; cada vez que nos preocupamos por algo debemos dejar de hacerlo y orar más.
Recordemos que el apóstol Pablo está escribiendo esta carta desde la prisión. En ese momento vive con una cierta incertidumbre acerca de su futuro, y también vive un tiempo de necesidades serias.  Desde allí envía un mensaje alentador a los Fiipenses diciéndoles que en vez de preocuparse deben acercarse a Dios en oración – que oren por todo dando a conocer a Dios todo lo que les aqueja. La oración a Dios, al Dios vivo, es el antídoto para las preocupaciones (Gn.32:7-12 / 1Sam.1:15 / 1Sam30:6 / Sal.34:5-7 / Sal.55:22 / Sal.62:8 / Prov.3:5-6 / Mt.7:7-8 / Lc.18:7 / 1Tes,5:17-18). A las oraciones y peticiones hay que añadir las acciones de gracias que reflejan la confianza en un Dios grande que escucha las oraciones, que está pendiente de sus hijos y que actúa con poder en favor de aquellos que le temen de verdad (1Sam7:12 / Ef.5:20 / Col.3:17). RECOMIENDO que de verdad lea todas las citas acá anotadas – su fe será fortalecida.
En medio de circunstancias oscuras Dios nos quiere dar verdadera paz. Esta paz verdadera no se obtiene a través de la meditación positiva, a través de la negación de problemas o de la liberación de las circunstancias difíciles; tampoco llega a través de los esfuerzos humanos – es de origen divino. Ella viene al acercarnos a Dios y al conocerle como el Dios protector, soberano, poderoso y sabio, quien tiene todo bajo su control. Aunque no entendemos esa paz, ella es real y es protectora del corazón y de la mente (la paz de Dios guarda al creyente de la ansiedad, las dudas, el temor y la desesperación) (Rom.8:6 / Rom.15:13 / Sal.29:11 / Is.26:3 / Is.48:18.22 / Is.57:19-21 / Lc.1:79 / Jn.14:27 / Jn.16:33 / Gal.5:22 / Col.3:15 / 2Tes.3:16 / Hebr.13:20 / Apoc.1:4).
ORACIÓN:  Padre celestial; Coloco en Tus manos todo aquello (….) que me angustia, preocupa, y desespera. Guárdame en perfecta paz porque en Tí confío – en Tí concentro mis pensamientos. Dame de Tú luz cuando vivo momentos de oscuridad y guíame al camino de la paz. Tú paz es una paz que el mundo no puede dar. Gracias por el regalo de Tú paz que llena ahora mi mente y mi corazón – Is.26:3 / Lc.1:79 / Jn.14:27.

Reproducción vs. Multiplicación

“Me has oído enseñar verdades, que han sido confirmadas por muchos testigos confiables. Ahora enseña estas verdades a otras personas dignas de confianza que estén capacitadas para transmitirlas a otros” (2Tim.2:2) NTV Seguir leyendo “Reproducción vs. Multiplicación”

Mi plan vs. el Plan de Dios

“Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás” (Ef.2:10) NTV
.
Hoy en día muchos insisten en que debemos determinar nuestro propio destino y seguir nuestros propios sueños, pero Dios nos llama a buscar Su plan para nuestra vida y vivir/realizar ese plan divino a través de nuestra vida con Su ayuda.
.
ORACIÓN:
.
“SEÑOR, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día” (Sal.25:4-5) NTV
.
Gracias Señor por guiarme por el mejor sendero para mí vida; Tú me aconsejas y velas por mí. No quiero ser como el mulo o el caballo, que no tiene entendimiento, que necesita un freno y una brida para mantenerse controlado. Tu amor inagotable me rodea porque confío en Tí. (Sal.32:8-10).
.

Encargos solemnes de Pablo a Timoteo (2Tim.4:1-5)

ENCARGOS SOLEMNES a Timoteo de parte del apóstol que estaba a punto de partir para estar en la eternidad con su Salvador y Señor:

“Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino: Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos. Pero tú, sé sobrio en todas las cosas, sufre penalidades, haz el trabajo de un evangelista, cumple tu ministerio (2Tim.4:1-5) LBLA

[1] PREDICA LA PALABRA – sana doctrina, verdad, lo que el Señor dice, nada de predicar mitos ni fascinaciones (Hch.20:18-21 / Col.1:28 / Rom.10:15 / Lc.9:60);
[2] MANTENGA UNA MENTE CLARA (esté alerta moralmente, sé sobrio, este libre de productos o cosas embriagantes / no se deje enredar con enseñanzas malas o por una vida desordenada) (1Tes.5:6 / Hch.20:30-31 / Jer.6:17);
[3] ESTE DISPUESTO A SUFRIR por la causa del Evangelio – hay un precio que pagar, no todo será fácil (2Tim.1:8 / 2Tim.2:3.10 / 2Tim.3:10-12);
[4] CUMPLA CON SU MINISTERIO – no pierda la perspectiva sana de la vida y del ministerio; viva enfocado en el llamado, nada de pereza, cumpla completamente el llamado dado por Dios (Ef.4:11 / 1Tim.4:12 / Col.4:17 / Rom.15:19).

MI ORACIÓN:

Padre Eterno, mi consejero y mi guía, te DOY GRACIAS por la Palabra de Verdad – Tu Palabra, la que me guía por caminos de vida (Sal.119:105), la que me da buena percepción y trae alegría (Sal.19:8), la que es una lámpara que brilla en lugar oscuro (1Pe.1:19), la que me enseña lo que es verdad y me hace ver lo que está mal, la que me corrige cuando estoy equivocado y la que me enseña a hacer lo correcto; ella me capacita para toda buena obra (2Tim.3:16-17).

Padre en el cielo, TE PIDO que en este tiempo de tanta oscuridad moral, de enredos doctrinales y de valores distorsionados, tanto en el mundo como en la iglesia, yo pueda mantener siempre un espíritu enseñable y abierto a la Palabra de Dios; que conserve una mente clara (sobria); que no me deje llevar por vientos de doctrinas humanas o demoníacas (1Tim.4:1-3 /Ef.4:14), que no sea llevado por fascinaciones (engaños por arte de magia – Gal.3:1 / Gal.5:7-8 / Mt.24:24 / Hch.8:9-11 / 2Cor.11:3.13-15); que más bien tenga discernimiento espiritual por escuchar con un corazón sincero la Verdad Divina y por ser sensible a las advertencias del Espíritu Santo (Hebr.4:12 / 1Jn.4:1 / 1Tes.5:21 / Apoc.2:2).

ORO y PIDO por un espíritu de valor para ser un predicador que con denuedo enseña Tu Palabra con claridad (1Tes.2:2 / Hch.4:31 / Ef.6:19-20), que lo haga con verdad y amor, y que la predicación vaya acompañada del poder del Espíritu Santo (1Cor.2:4 / 1Tes.1:5 / 1Cor.4:20 / 2Cor.3:6 / Hch.14:3). Deseo cumplir mi ministerio de tal manera que Tú el Señor de señores y el Rey de reyes reciba toda la gloria. Deseo que los que escuchan Tú Palabra se acerquen a Tí y Te adoren (Col.1:28-29).

GRACIAS Señor por hacerme saber y enseñar el camino que debo andar. Tus verdades, principios, valores son para vida. Tu eres mi buen maestro y quien está sinceramente interesado en mi bienestar. Siempre estás presto a guiarme por las sendas que llevan a la vida, a la paz, al verdadero gozo, al cumplimiento del propósito eterno para mi vida.