PREOCUPACIONES – ORACIÓN – PAZ

“NO SE PREOCUPEN por nada; EN CAMBIO, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. ASÍ EXPERIMENTARÁN la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús (Fil.4:6-7) NTV
Sin duda hay muchas cosas que tratan de tomar posesión de nuestra mente para inquietarla – filosofías  mentiras, visión de la vida, historias, noticias, etc. Una de esas cosas que quieren invadir nuestros pensamientos y que nos puede paralizar, confundir, angustiar son sin duda las diversas preocupaciones en las que podemos caer.  Estas a la vez nacen en una débil confianza en Dios y en la inseguridad relacionada con el futuro, la provisión, la seguridad, temas relacionados con la familia y el trabajo, etc. (Mt.6:25-33 / Mt.10:19 / Mt.13:22 / Lc.10:41 / 1Cor.7:21.32 / 1Pe.5:7).
El apóstol Pablo nos aconseja enfáticamente: “No se preocupen por nada”, y nos llama a tornar las preocupaciones en oraciones. Entonces; cada vez que nos preocupamos por algo debemos dejar de hacerlo y orar más.
Recordemos que el apóstol Pablo está escribiendo esta carta desde la prisión. En ese momento vive con una cierta incertidumbre acerca de su futuro, y también vive un tiempo de necesidades serias.  Desde allí envía un mensaje alentador a los Fiipenses diciéndoles que en vez de preocuparse deben acercarse a Dios en oración – que oren por todo dando a conocer a Dios todo lo que les aqueja. La oración a Dios, al Dios vivo, es el antídoto para las preocupaciones (Gn.32:7-12 / 1Sam.1:15 / 1Sam30:6 / Sal.34:5-7 / Sal.55:22 / Sal.62:8 / Prov.3:5-6 / Mt.7:7-8 / Lc.18:7 / 1Tes,5:17-18). A las oraciones y peticiones hay que añadir las acciones de gracias que reflejan la confianza en un Dios grande que escucha las oraciones, que está pendiente de sus hijos y que actúa con poder en favor de aquellos que le temen de verdad (1Sam7:12 / Ef.5:20 / Col.3:17). RECOMIENDO que de verdad lea todas las citas acá anotadas – su fe será fortalecida.
En medio de circunstancias oscuras Dios nos quiere dar verdadera paz. Esta paz verdadera no se obtiene a través de la meditación positiva, a través de la negación de problemas o de la liberación de las circunstancias difíciles; tampoco llega a través de los esfuerzos humanos – es de origen divino. Ella viene al acercarnos a Dios y al conocerle como el Dios protector, soberano, poderoso y sabio, quien tiene todo bajo su control. Aunque no entendemos esa paz, ella es real y es protectora del corazón y de la mente (la paz de Dios guarda al creyente de la ansiedad, las dudas, el temor y la desesperación) (Rom.8:6 / Rom.15:13 / Sal.29:11 / Is.26:3 / Is.48:18.22 / Is.57:19-21 / Lc.1:79 / Jn.14:27 / Jn.16:33 / Gal.5:22 / Col.3:15 / 2Tes.3:16 / Hebr.13:20 / Apoc.1:4).
ORACIÓN:  Padre celestial; Coloco en Tus manos todo aquello (….) que me angustia, preocupa, y desespera. Guárdame en perfecta paz porque en Tí confío – en Tí concentro mis pensamientos. Dame de Tú luz cuando vivo momentos de oscuridad y guíame al camino de la paz. Tú paz es una paz que el mundo no puede dar. Gracias por el regalo de Tú paz que llena ahora mi mente y mi corazón – Is.26:3 / Lc.1:79 / Jn.14:27.

Mi plan vs. el Plan de Dios

“Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás” (Ef.2:10) NTV
.
Hoy en día muchos insisten en que debemos determinar nuestro propio destino y seguir nuestros propios sueños, pero Dios nos llama a buscar Su plan para nuestra vida y vivir/realizar ese plan divino a través de nuestra vida con Su ayuda.
.
ORACIÓN:
.
“SEÑOR, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día” (Sal.25:4-5) NTV
.
Gracias Señor por guiarme por el mejor sendero para mí vida; Tú me aconsejas y velas por mí. No quiero ser como el mulo o el caballo, que no tiene entendimiento, que necesita un freno y una brida para mantenerse controlado. Tu amor inagotable me rodea porque confío en Tí. (Sal.32:8-10).
.

Jesús, el bautizador con el Espíritu Santo

“Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes. Y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra” (Hch.1:8) NTV

Cuando observamos la vida y el ministerio de Jesús en los Evangelios, nos damos cuenta que sin el poder del Espíritu Santo Jesús no hacía nada. Por medio del poder del Espíritu Santo es que anunciaba las Buenas Nuevas y sanaba a los enfermos, los milagros ocurrían y el Reino de Dios se manifestaba (Lc.4:18). La unción significa, por un lado, que Dios lo apartó para semejante ministerio, pero también nos dice que Dios lo empoderó para llevar a cabo el ministerio a la manera de Dios Padre (Lc.4:38 / Lc.11:20 / Mt.12:28). Seguir leyendo “Jesús, el bautizador con el Espíritu Santo”

El bautismo en agua

“Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos»” (Mt.28:19-20) NTV

Después de haber dado el paso de fe aceptando a Cristo como Señor y Salvador, y haber encontrado el perdón de los pecados, uno de los primeros pasos importantes que todo nuevo creyente puede dar es el bautismo en agua. Con el bautismo en agua el creyente se identifica con la muerte y resurrección de Cristo como la base de su salvación. Con el bautismo en agua el creyente hace una confesión pública de que quiere seguir a Cristo y no seguir viviendo una vida entregada al pecado y la desobediencia – el creyente está declarando su muerte a los deseos pecaminosos y separación de Dios, y anuncia que se sumerge en los caudales de vida de Dios que lo llevan a vivir una vida que marca la diferencia (Rom.6 / 2Cor.5:14-16 / Gal.2:20 / Gal.3:27 / Col.2:12). Seguir leyendo “El bautismo en agua”

Una guía de oración por las misiones

1. Oremos por obreros

“Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos. Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt.9:37-38) (LBLA).

• Oremos por más y mejores obreros que salen a alcanzar los no alcanzados.
• Oremos por obreros que son sensibles a la voz de Dios, equipados con los dones del Espíritu Santo para ministrar efectivamente.
• Oremos por obreros cuyas vidas son un ejemplo de una vida cristiana saludable y victoriosa. Seguir leyendo “Una guía de oración por las misiones”

¿Es posible leer la Biblia y no beneficiarse de la misma?

¿Es posible leer la Biblia y no beneficiarse de la misma? ¿Es posible conocer todas las técnicas para estudiar la Biblia y a la final no entender de verdad? ¿Puedo ser un experto y ser conocido como maestro de la Biblia y a la final no haberla leído de verdad y por eso no llegar a aplicarla como debe ser?

Seguir leyendo “¿Es posible leer la Biblia y no beneficiarse de la misma?”

En las manos del MAESTRO

En las manos del MAESTRO somos moldeados, transformados, desarrollados, cambiados, formados para SU propósito y SUS planes.
Nuestra belleza, eficacia, éxito, dones, capacidades, ministerio, frutos, etc., todo viene de nuestro SEÑOR Jesucristo.
NO OLVIDEMOS: “Nuestro poder proviene de Dios, no de nosotros mismos” (2Cor.4:7) NTV Seguir leyendo “En las manos del MAESTRO”

El camino hacia la verdadera libertad – arrepentimiento

“En la antigüedad Dios pasó por alto la ignorancia de la gente acerca de estas cosas, pero ahora él manda que todo el mundo en todas partes se arrepienta de sus pecados y vuelva a él”
(Hch.17:30) NTV

El arrepentimiento es la primer condición para entrar en el Reino de Dios.
El primer paso para llegar a ser un cristiano verdadero y un discípulo de Cristo es el arrepentimiento (Mt.3:2 / Mt.4:17 / Lc.13:5 / Mt.6:12 / Hch.2:38). Seguir leyendo “El camino hacia la verdadera libertad – arrepentimiento”

La tarea del liderazgo en la iglesia – MAYORDOMÍA

Mire lo que dice el APÓSTOL PABLO: “Entonces cuídense a sí mismos y cuiden al pueblo de Dios. Alimenten y pastoreen al rebaño de Dios – su iglesia, comprada con su propia sangre – sobre quien el Espíritu Santo los ha designado ancianos. Sé que, después de mi salida, vendrán en medio de ustedes falsos maestros como lobos rapaces y no perdonarán al rebaño. Incluso algunos hombres de su propio grupo se levantarán y distorsionarán la verdad para poder juntar seguidores. ¡Cuidado! Recuerden los tres años que pasé con ustedes – de día y de noche mi constante atención y cuidado – así como mis muchas lágrimas por cada uno de ustedes” (Hch.20:28-31) NTV Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – MAYORDOMÍA”

La tarea del liderazgo en la iglesia – PASTOREAR

“Por tanto, a los ancianos entre vosotros, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada: pastoread el rebaño de Dios entre vosotros, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero, sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío sobre los que os han sido confiados, sino demostrando ser ejemplos del rebaño. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, recibiréis la corona inmarcesible de gloria” (1Pe.5:1-4)

LBLA (citas paralelas: Hch.20:28-31 y Ez.34:1-16)

NOTEMOS PRIMERO: Aunque Pedro tuvo experiencias especiales habiendo estado con Jesús, habiendo sido testigo de Sus sufrimientos y teniendo conocimiento de las verdades de Dios, no se cree alguien por encima de los demás. Se pone a la par con los otros líderes, pastores, servidores – ANCIANO IGUAL QUE USTEDES (NTV). Pedro conoce el corazón del GRAN PASTOR para con el rebaño. Pedro también conoció un destello de la gloria de Dios que ha de manifestarse con poder en el futuro. Hacemos bien en poner atención a lo que Pedro nos tiene que decir sobre el tema. Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – PASTOREAR”