Una guía de oración por las misiones

1. Oremos por obreros

“Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos. Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt.9:37-38) (LBLA).

• Oremos por más y mejores obreros que salen a alcanzar los no alcanzados.
• Oremos por obreros que son sensibles a la voz de Dios, equipados con los dones del Espíritu Santo para ministrar efectivamente.
• Oremos por obreros cuyas vidas son un ejemplo de una vida cristiana saludable y victoriosa. Seguir leyendo “Una guía de oración por las misiones”

Sugerencias de cómo orar por un nación

A continuación encuentra una sugerencia de cómo podemos orar por nuestras naciones. Las citas bíblicas anotadas acá ayudan a dirigir nuestras oraciones. No olvide orar por su nación orando en el Espíritu (Rom.8:26-27 / Jud.20).

Use esta guía en sus oraciones personales, en grupos hogareños, células, en la iglesia, etc
Dios nos llama a orar por nuestras naciones y ciudades:

“Y trabajen por la paz y prosperidad de la ciudad donde los envié al destierro. Pidan al SEÑOR por la ciudad, porque del bienestar de la ciudad dependerá el bienestar de ustedes” (Jer.29:7).  Seguir leyendo “Sugerencias de cómo orar por un nación”

La tarea del liderazgo en la iglesia – guiar a la verdadera adoración

“A El nosotros proclamamos, amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo. Y con este fin también trabajo, esforzándome según su poder que obra poderosamente en mí” (Col.1:28-29) LBLA

Entre todas las funciones que debe cumplir la iglesia del Nuevo Testamento, como son la predicación, la enseñanza, la evangelización, la comunión entre los hermanos, el servicio a los necesitados, etc., no debemos olvidar que la VERDADERA ADORACIÓN debe ocupar el lugar predominante en nuestra vida personal y en la vida de la iglesia. Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – guiar a la verdadera adoración”

Transformación Espiritual

‘Y el que me ve, ve al que me ha enviado’ (Jn.12:45). / ‘Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros’ (Gal.4:19)

(Jn.14:9-10 / Hebr.1:3 / Jn.8:12 / Jn.9:5 / Mt.5:14-16)

De todo creyente en Cristo se espera que cambie más y más a la imagen de Jesús, su carácter debe cambiar. La pregunta que se nos presenta es ¿cuánto de la imagen nuestra ya revela la imagen que Dios quiere que revelemos? (Gal.4:19 / Filp.2:15). Seguir leyendo “Transformación Espiritual”