La tarea del liderazgo en la iglesia – MAYORDOMÍA

Mire lo que dice el APÓSTOL PABLO: “Entonces cuídense a sí mismos y cuiden al pueblo de Dios. Alimenten y pastoreen al rebaño de Dios – su iglesia, comprada con su propia sangre – sobre quien el Espíritu Santo los ha designado ancianos. Sé que, después de mi salida, vendrán en medio de ustedes falsos maestros como lobos rapaces y no perdonarán al rebaño. Incluso algunos hombres de su propio grupo se levantarán y distorsionarán la verdad para poder juntar seguidores. ¡Cuidado! Recuerden los tres años que pasé con ustedes – de día y de noche mi constante atención y cuidado – así como mis muchas lágrimas por cada uno de ustedes” (Hch.20:28-31) NTV Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – MAYORDOMÍA”

La tarea del liderazgo en la iglesia – guiar a la verdadera adoración

“A El nosotros proclamamos, amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo. Y con este fin también trabajo, esforzándome según su poder que obra poderosamente en mí” (Col.1:28-29) LBLA

Entre todas las funciones que debe cumplir la iglesia del Nuevo Testamento, como son la predicación, la enseñanza, la evangelización, la comunión entre los hermanos, el servicio a los necesitados, etc., no debemos olvidar que la VERDADERA ADORACIÓN debe ocupar el lugar predominante en nuestra vida personal y en la vida de la iglesia. Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – guiar a la verdadera adoración”

José – marcó la diferencia

José es uno de esos mentores/líderes/ejemplos de los cuáles la Biblia relata extensamente su historia y quien nos enseña muchas valiosas lecciones para una vida que quiere marcar la diferencia, que quiere prosperar, ser fructífera y que quiere llegar bien al final (Gn.37 a Gn.50). Seguir leyendo “José – marcó la diferencia”

Transformación Espiritual

‘Y el que me ve, ve al que me ha enviado’ (Jn.12:45). / ‘Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros’ (Gal.4:19)

(Jn.14:9-10 / Hebr.1:3 / Jn.8:12 / Jn.9:5 / Mt.5:14-16)

De todo creyente en Cristo se espera que cambie más y más a la imagen de Jesús, su carácter debe cambiar. La pregunta que se nos presenta es ¿cuánto de la imagen nuestra ya revela la imagen que Dios quiere que revelemos? (Gal.4:19 / Filp.2:15). Seguir leyendo “Transformación Espiritual”