El bautismo en agua

“Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos»” (Mt.28:19-20) NTV

Después de haber dado el paso de fe aceptando a Cristo como Señor y Salvador, y haber encontrado el perdón de los pecados, uno de los primeros pasos importantes que todo nuevo creyente puede dar es el bautismo en agua. Con el bautismo en agua el creyente se identifica con la muerte y resurrección de Cristo como la base de su salvación. Con el bautismo en agua el creyente hace una confesión pública de que quiere seguir a Cristo y no seguir viviendo una vida entregada al pecado y la desobediencia – el creyente está declarando su muerte a los deseos pecaminosos y separación de Dios, y anuncia que se sumerge en los caudales de vida de Dios que lo llevan a vivir una vida que marca la diferencia (Rom.6 / 2Cor.5:14-16 / Gal.2:20 / Gal.3:27 / Col.2:12). Seguir leyendo “El bautismo en agua”

Una guía de oración por las misiones

1. Oremos por obreros

“Entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha, pero los obreros pocos. Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt.9:37-38) (LBLA).

• Oremos por más y mejores obreros que salen a alcanzar los no alcanzados.
• Oremos por obreros que son sensibles a la voz de Dios, equipados con los dones del Espíritu Santo para ministrar efectivamente.
• Oremos por obreros cuyas vidas son un ejemplo de una vida cristiana saludable y victoriosa. Seguir leyendo “Una guía de oración por las misiones”

La tarea del liderazgo en la iglesia – PASTOREAR

“Por tanto, a los ancianos entre vosotros, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada: pastoread el rebaño de Dios entre vosotros, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero, sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío sobre los que os han sido confiados, sino demostrando ser ejemplos del rebaño. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, recibiréis la corona inmarcesible de gloria” (1Pe.5:1-4)

LBLA (citas paralelas: Hch.20:28-31 y Ez.34:1-16)

NOTEMOS PRIMERO: Aunque Pedro tuvo experiencias especiales habiendo estado con Jesús, habiendo sido testigo de Sus sufrimientos y teniendo conocimiento de las verdades de Dios, no se cree alguien por encima de los demás. Se pone a la par con los otros líderes, pastores, servidores – ANCIANO IGUAL QUE USTEDES (NTV). Pedro conoce el corazón del GRAN PASTOR para con el rebaño. Pedro también conoció un destello de la gloria de Dios que ha de manifestarse con poder en el futuro. Hacemos bien en poner atención a lo que Pedro nos tiene que decir sobre el tema. Seguir leyendo “La tarea del liderazgo en la iglesia – PASTOREAR”