Reproducción vs. Multiplicación

“Me has oído enseñar verdades, que han sido confirmadas por muchos testigos confiables. Ahora enseña estas verdades a otras personas dignas de confianza que estén capacitadas para transmitirlas a otros” (2Tim.2:2) NTV

La Gran Comisión nos llama a HACER DISCÍPULOS (Mt.28:18-20). Para cumplir con este llamado nos enfocamos muchas veces solamente en la reproducción directa y pensamos que tener éxito es reproducirnos en la siguiente generación. Sin embargo la Gran Comisión, el alcanzar a todas las naciones, tiene que ir más allá. No creo que vamos a poder cumplir la tarea encomendada con solo apuntar a la reproducción directa. El verdadero éxito tiene que ver más bien con multiplicación. En otras palabras: ¿Cuántos discípulos / líderes en los que yo he invertido están reproduciendo otros discípulos / líderes?
En ese orden de ideas van a ver varias generaciones en acción. Según la cita del apóstol Pablo van a ver por lo menos cuatro generaciones activas (2Tim.2:2). Yo voy a estar invirtiendo en otros que estarán invirtiendo en otros que se reproducen en otros.
Este principio igualmente se debe emplear en la plantación de iglesias – plantar iglesias que plantan otras iglesias que plantan más iglesias.

Para desarrollar un movimiento de “Hacer Discípulos que Hacen Discípulos” vamos a tener que revisar las vidas y ministerios de Jesús y del apóstol Pablo. De ellos podemos aprender cómo multiplicar efectivamente – aprender principios de multiplicación, más no métodos, fórmulas, rituales, etc..
Y recordemos: NO HAY ATAJOS.

Seguir y Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *